Melisa: relajante natural

El toronjil, melisa  u hoja de limón

El toronjil, melisa  u hoja de limón (Melissa officinalis) es una hierba perenne de la familia de las lamiáceas, nativa del sur de Europa y de la región mediterránea. Apreciada por su fuerte aroma a limón, se utiliza en infusión como tranquilizante natural, y su aceite esencial se aprovecha en perfumería.
La melisa o toronjil es una planta con usos medicinales para tratar distintas afecciones y dolencias, ya que cuenta con una serie de beneficios para el organismo humano. Esta planta aromática destaca por sus propiedades para combatir problemas relacionados con los nervios, pero son muchas otras las ventajas que ofrece. - Fuente: https://salud.uncomo.com / Autor: Angels





La melisa ayuda a tratar los problemas de nervios, por lo que puede usarse para tratar el estrés, nerviosismo, ansiedad, etc. Se sitúa entre las mejores infusiones para calmar la ansiedad por el hecho de contar con propiedades tranquilizantes que nos ayudarán a sosegarnos en las situaciones en que los nervios se desbordan y nos cuesta mantener la calma.

También puedes usar esta planta si sufres insomnio, ya que el toronjil o melisa cuenta con ligeras propiedades narcóticas y te ayudará a conciliar el sueño. Así mismo, puedes consultar también este otro artículo de unComo acerca de cuáles son las mejores infusiones para dormir; sin embargo, en caso de que estés tomando medicamentos somníferos, deberás consultarlo antes con tu médico.


En casos de indigestión o digestión pesada, la melisa es un buen remedio, ya que ayudará a eliminar los síntomas como náuseas y mareos y favorecerá la correcta digestión. Y es que esta hierba medicinal tiene propiedades sedantes y efecto antiespasmódico que podrá ayudar al correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal.


Así mismo, las propiedades antiespasmódicas no solo serán beneficiosas para los órganos internos, sino que también se puede aprovechar para tratar dolores en los músculos. De este modo, actuará como tónico muscular para relajar el área en cuestión y evitar calambres y espasmos. Para este uso, puede añadirse una infusión de melisa al agua de baño.

Planta y flor de melisa


La melisa o toronjil sirve también para fomentar la sudoración, hecho que puede resultar muy útil en tratamientos de afecciones febriles, como los resfriados y gripes. Asimismo, la ingesta de melisa puede disminuir ciertos dolores como el cervical, lumbar o menstrual.


En cuanto al uso externo de la melisa, también es posible utilizarla para la curación de heridas superficiales por ser cicatrizante, asíc como también para aliviar picaduras de insectos, aplicando directamente el jugo del toronjil sobre el área afectada.


La melisa se puede tomar de distintas formas, tanto en infusión como en cápsulas. Las infusiones las puede hacer uno mismo en casa plantando Melisa, aunque por otro lado, si no te gusta su sabor o quieres tomarla de una forma fácil y sencilla, puedes comprar cápsulas de extractos titulados.

Infusión de hojas de melisa

A pesar de ello, cabe destacar que la melisa también cuenta con algunas contraindicaciones, como podría ser en personas que están siendo medicadas con fármacos sedantes. Tampoco se recomienda su consumo a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ya que puede estimular el útero y provocar abortos o pasar a la leche materna.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares