Cómo controlar las crisis nerviosas


Aprender a controlar las crisis nerviosas es posible. Esta es la manera:

Perder el sentido de la realidad es un desestabilizador lo suficientemente fuerte para entrar en una crisis nerviosa.


“La ansiedad es uno de los factores que más influyen ya que pueden apoderarse de la persona haciéndole perder los nervios y convirtiéndola en un ser irritable”, sostiene el psicólogo español Diego Alcalde Ramos.


Qué motivos hacen que surja la crisis:

· Reacción exagerada ante los inconvenientes

· Acumulación de problemas que no se dicen en su debido momento

· El cuerpo se habitúa a estar en estado de tensión y a reaccionar violentamente ante las dificultades e imprevistos.

· El escaso manejo de la ansiedad hace que las situaciones violentas y nerviosas se agraven

Recomendaciones para poder controlar las crisis:



· Cuando la tensión aparece lo mejor es descargarla haciendo ejercicio físico. “No importa qué actividad se elija.

Salir a correr, montar en bicicleta o ir a nadar son situaciones que descentralizan el problema. Hay que alejarse, tomar distancia y poder buscar una salida que no sea entrar en crisis”, aconseja el especialista.

· “Tener un momento de nervios aunque se reitere con frecuencia no significa que la persona esté loca, sino que tiene poca capacidad para aceptar el fracaso y las sensaciones negativas”, explica el profesional.

· Evitar las situaciones que hacen llegar a la agresividad y la falta de contención es una buena alternativa para no tener que padecerlas.

“Hay que asumir tareas que estén a nuestro alcance. No exigirse demasiado ya que los resultados no serán siempre como nosotros deseamos que sean y el darse cuenta de esto cuando ya se ha producido un desencadenante si no se tiene autocontrol será mucho más fácil agobiarse e irritarse”, sugiere el psicólogo.

· Es importante relajar los músculos. “Notar los músculos que están tensos y relajarlos. Reiterar este procedimiento durante quince minutos. No olvidar mantener una correcta y pausada respiración”, recomienda el profesional.

“La ansiedad muchas veces se genera y basa en un pensamiento no real. Hay que determinar qué hay de cierto y qué no cuando se crea una reflexión sobre algo.

Hay que darse cuenta cuáles son las situaciones que desencajan para poder trabajar sobre ellas. Afrontarlas es la única manera de hacer que desaparezcan.

Sin ansiedad, las crisis nerviosas irán disminuyendo notablemente”, finaliza diciendo el psicólogo.


Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares