Ir al contenido principal

Destacados

Signos de una mujer saludable

Hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

La salud es un estado de equilibrio donde el cuerpo funciona correctamente en todas sus áreas. A veces las personas especialmente las mujeres creen que están sanos porque no tienen síntomas de una enfermedad puntual.

Pero hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

Los signos de que el cuerpo de una mujer está sana son:


-tener buen humor y animo al comenzar el día

-tener energía para realizar las actividades diarias

-tener el ciclo menstrual en forma regular

-dormir bien durante toda la noche

-el color de la orina es claro

– evacuar heces todos los días

-si las uñas están fuertes y con aspecto rosado

-se tiene deseo sexual

-se tiene un peso adecuado en forma estable


Es importante saber que todos los ítem anteriores deben cumplirse no solo algunos para poder estar sanos.

Sentirse sano es tener ganas de hacer cosas y de enfrentar los desafíos diarios con energía.

Si alguno de los signo…

Cómo dormir bien de noche para renovarnos

Dormir bien es algo muy importante para nuestra salud. Conozcamos algunos consejos para conciliar el sueño y descansar bien.

Una buena noche de descanso puede marcar la diferencia entre disfrutar de la vida y apenas tener la energía para aguantar todo el día. Todas sabemos que deberíamos dormir ocho horas, pero, ¿quién lo logra? Te damos algunos consejos para que vos también puedas.

Cuando no descansás:
La falta de sueño afecta todo, desde tu humor a tu memoria, y hasta tu capacidad para adelgazar.


Plan:
Para nuestro plan de descanso, necesitás:


  • Té de hierbas
  • Tus productos para un baño favoritos
  • Un camisón de una tela fresca como algodón
  • ¡Y obviamente una cama cómoda!


Paso 1:
Dejá todo preparado para mañana. No desde el punto de vista filosófico, sino más bien literal. Sacá la ropa que te vas a poner al día siguiente la noche anterior así te ahorrás el tiempo y el estrés de tener que decidir a la mañana.

Paso 2:
Relajate con un buen baño de inmersión. Después de un día largo, es la mejor manera de prepararse para la cama. Usá burbujas, aceite de aromaterapia y velitas perfumadas. Lavanda, vainilla, jazmín, ylang ylang y rosa son esencias ideales para relajar los sentidos.

Paso 3:
Una vez que hayas terminado el baño, rehidratate con una taza de té de hierbas. La mayoría de estos tés no tienen cafeína (salvo el verde y el negro), así que no vas a estar despierta toda la noche. Otros tés, como el de manzanilla y el de menta, no solo te ayudan a relajarte, sino que también contribuyen con tu sistema inmune.

Paso 4:
Lo más importante para asegurarte una noche de descanso es que tengas un ambiente para dormir que sea cómodo. Apagá todos los dispositivos eléctricos y conseguite unas sábanas suaves.

Después:
Ahora, lo único de lo que tenés que preocuparte es de no quedarte dormida a la mañana siguiente.
Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares