Ir al contenido principal

Destacados

Signos de una mujer saludable

Hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

La salud es un estado de equilibrio donde el cuerpo funciona correctamente en todas sus áreas. A veces las personas especialmente las mujeres creen que están sanos porque no tienen síntomas de una enfermedad puntual.

Pero hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

Los signos de que el cuerpo de una mujer está sana son:


-tener buen humor y animo al comenzar el día

-tener energía para realizar las actividades diarias

-tener el ciclo menstrual en forma regular

-dormir bien durante toda la noche

-el color de la orina es claro

– evacuar heces todos los días

-si las uñas están fuertes y con aspecto rosado

-se tiene deseo sexual

-se tiene un peso adecuado en forma estable


Es importante saber que todos los ítem anteriores deben cumplirse no solo algunos para poder estar sanos.

Sentirse sano es tener ganas de hacer cosas y de enfrentar los desafíos diarios con energía.

Si alguno de los signo…

SUGERENCIAS PARA DISFRUTAR DE UNA VIDA SEXUAL SATISFACTORIA -1

Se proponen pautas que pueden servir para vivir la sexualidad de manera más plena y sana. // Fuente: Eroski Consumer

LAS IDEAS CLARAS:
- La sexualidad, fuente de placer y bienestar, nos permite, entre otras cosas, disfrutar de una privilegiada forma de comunicar sentimientos y sensaciones con otra persona.

- De un modo u otro la sexualidad está presente en cada persona, a lo largo de toda la vida. Somos seres sexuados.

- Con independencia de su faceta reproductiva, la sexualidad tiene un componente de disfrute y de satisfacción importantísimo para el propio equilibrio personal y social.


- En la sexualidad no hay más norma que atender a los propios deseos respetando al otro.

- La sexualidad presenta diversos matices individuales y diferenciadores entre unas personas y otras.

- Quien viva plenamente su sexualidad será más feliz y, con ello, también quienes le rodean, sobre todo cuanto más flexible y respetuoso sea con otras formas de vivir la sexualidad, aunque no coincidan con la suya.

EN CUANTO A SU PROPIA SALUD SEXUAL:

- Explore su propio modelo de satisfacción sexual. Cuanto mejor conozca su cuerpo, sus genitales, los matices de su respuesta sexual, en mejor disposición se encontrará para disfrutar del placer sexual.

- Recuerde que la ignorancia, las falsas creencias, los mitos y la mala información sexual, pueden ser la causa de muchos problemas sexuales.

- No se examine sobre su capacidad sexual. Los procesos implicados en la respuesta sexual se desencadenan de manera automática y refleja. Se pueden bloquear si estamos demasiado preocupados por nuestro rendimiento. Deje fluir los acontecimientos fisiológicos que se producen de manera natural.

- Sea exigente consigo mismo en el mantenimiento de adecuados hábitos de higiene corporal.

- Cuide su cuerpo, es su tarjeta de presentación, haga ejercicio físico con moderación y de manera regular.

- Adopte unos hábitos de vida saludables: No fume y si toma alcohol hágalo con moderación.

- No consuma drogas, afectan al rendimiento sexual.

- Dedique tiempo al sexo. Para practicarlo se requiere tiempo y sosiego; a veces no resulta fácil, dadas las exigencias de la vida moderna.

- Mantenga activo y ejercitado su cuerpo. Es saludable tocarse y reconocer las diferentes sensaciones que nos transmite nuestro cuerpo, así como nuestros órganos genitales. Tanto las relaciones sexuales como la masturbación propician nuestra salud.

- La masturbación ha sido históricamente mal entendida y rechazada. En realidad es la vía para el autoconocimiento de nuestro cuerpo y la debida atención a nuestra frecuencia excitatoria y orgásmica.

- El cuidado de nuestra salud también pasa por atender nuestra frecuencia excitatoria y orgásmica. Si disfruta, practique sexo con la frecuencia que le apetezca.

- La masturbación es una opción sexual muy saludable.

- Compruebe que vale la pena estar descansado para practicar sexo. Las horas de madrugada, después de opíparas cenas y tras ingerir alcohol de forma generosa, no son el mejor momento para celebrar un encuentro sexual.

- Evite el estrés y el exceso de trabajo. Generan ansiedad y múltiples trastornos sexuales, de pareja y familiares.

- Si tiene alguna enfermedad siga los debidos controles médicos, estará en mejor disposición de disfrutar más de su sexualidad.

- Si tiene dificultades sexuales no se autoexamine. Consulte con un profesional de la sexología. En cualquier caso, su médico de familia también le podrá orientar.

- En nuestro país, los profesionales de la sexología expertos en tratar problemas sexuales son médicos o psicólogos que han adquirido formación en sexología mediante cursos master de postgrado. Infórmese en las sociedades científicas y colegios profesionales.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares