Cómo estar segura de hacer bien tu trabajo en un puesto de responsabilidad

Es habitual que personas muy capaces y trabajadoras, más si son mujeres, tengan a menudo dudas sobre si desarrollan bien su trabajo, y esto se agrava cuando además tienen un puesto de responsabilidad. Hoy hablamos de cómo hacer que tú misma sepas distinguir cuando estás haciendo un buen trabajo, y cuando necesitas realmente mejorar. // Por: Marta Morón, Directora de "MujerLíder"

La visión interna de tu puesto de responsabilidad

Todas/os tenemos un "pepito grillo" que nos recuerda continuamente lo que hemos hecho mal, su problema es que no sabe cuando callar. Insiste e insiste hasta que consigue bajar tu autoestima y hacerte dudar de ti misma. Pero tú puedes ponerle solución, hazle callar y trata de ser objetiva viendo el problema desde el exterior y preguntándote cómo estás haciendo las cosas realmente en tu puesto de responsabilidad...

Obsérvate, piensa cómo y en qué podrías mejorar, sé creativa y haz un brainstorming, si puede ser con alguien que conozca cómo trabajas, mejor. Pero si no tienes a nadie no importa, puedes hacerlo tú sola y ver de las ideas que salgan cuales serían útiles y cuales podrías implementar. Si para su implementación necesitas ayuda, habla con tu jefe directo o con Recursos Humanos para buscar soluciones creativas.


La visión externa de tu puesto de responsabilidad

En las empresas multinacionales y en las nacionales de cierto tamaño, tendrás evaluaciones semestrales o anuales en las que tu jefe directo te dará feedback sobre tu desempeño. Abre bien los oídos porque esta información es oro. Aquello que te diga positivo será lo que tengas que potenciar, y sobre todo, aquello que te marque como áreas de mejora es el mayor favor que puede hacerte, te está dando la clave de cómo mejorar en tu trabajo en tu puesto de responsabilidad.

Puede que no estés de acuerdo en algún punto. En lugar de enfadarte abre la mente y piensa que podría ser verdad, al menos en parte. Trata de auto-evaluarte siendo objetiva y piensa qué puede haber motivado que opine eso de ti. Además, piensa que estas evaluaciones suelen ser cruzadas, otras personas que han interactuado contigo están informando a tu jefe de tus fortalezas y debilidades, así que no achaques a una sola persona el feedback que estás recibiendo.

Si no te evalúan sobre tu puesto de responsabilidad

Si trabajas en una empresa mediana o pequeña es probable que no exista un sistema periódico de evaluación para el personal. Eso no quiere decir que no tengas tu oportunidad de recibir esa valiosa información, sé proactiva y pide a tu jefe una entrevista -tú decides cada cuanto tiempo- en la que le preguntarás sobre tus fortalezas y debilidades, y aquello que tu jefe quiera aportar sobre tu puesto de responsabilidad.

Por otra parte, no te olvides de tu equipo. Si crees que pueden asustarse por miedo a represalias, haz una encuesta secreta en la que cada uno rellene un formulario que les enviarás por email, y que te harán llegar impreso sin su nombre. Eso les dará la oportunidad de ser sinceros y a ti te aportará una información de incalculable valor para mejorar. Claro que habrá cosas que no consideres cambiar, sin embargo otras harán de ti una gran líder llevándote a desarrollar con excelencia tu puesto de responsabilidad.


Las mujeres ‘empoderadas’ tenemos tendencia al perfeccionismo, y eso es peligroso entre otras cosas a la hora de saber si desarrollas bien tu trabajo en tu puesto de responsabilidad. Autoevalúate tratando de ser objetiva para que esto te sirva para mejorar. Recibe con agrado el feedback de tu jefe y de tu equipo, ellos también te enseñarán mucho sobre ti misma, y te ayudarán a convertirte en una gran líder.

“Soy vanidoso, pero no en lo que se refiere a mi apariencia y sí en cuanto a mi trabajo” Harrison Ford

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Desde entonces, Marta ha ampliado su formación estudiando Coaching con PNL en el Instituto de Potencial Humano, acreditado por la ICF-International Coaching Federation, así como en otros centros pioneros del coaching y el desarrollo personal. También es dos veces emprendedora. Actualmente, además de tener su consultoría “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y su portal http://www.mujerlider.es, también es profesora de Desarrollo Personal y Profesional, Miembro Honorífico de Worldwide Branding Who is Who, y colabora con diferentes ONGs. Con su formación y conocimiento laboral, ha ayudado a numerosas mujeres a orientar su vida hacia los retos personales y profesionales que desean conseguir.
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares