Cómo dejar de ser víctima (5): “Todos los problemas son nuestros Sirvientes”

La mayor parte de los problemas en los cuales nos encontramos atrapados están ahí debido a que seguimos enfocados en ellos en lugar de concentrarnos en encontrar la solución, en visualizar la solución o en hacer afirmaciones o decretos para crear la nueva realidad de lo que SI queremos lograr. //Autor: Profesora Olivia Reyes

“LOS PROBLEMAS SON NUESTROS SIRVIENTES”

Los problemas existen en nuestra vida porque son necesarios, sin ellos la vida no tendría sentido, es más sin problemas la humanidad ya no tendría un misión y por lo tanto este mundo llegaría a su final.

La verdadera razón de nuestros problemas es el contraste, es decir sin oscuridad no sabríamos apreciar la luz y sin tristeza no sabríamos apreciar la alegría. Ese es el mensaje que muchos grandes hombres han querido darnos

NO SOMOS VICTIMAS DE NUESTROS PROBLEMAS,

MAS BIEN NUESTROS PROBLEMAS SON NUESTRAS HERRAMIENTAS A PARTIR DE LAS CUALES PODEMOS CREAR NUEVAS EXPERIENCIAS. SOMOS DUEÑOS DE NUESTROS PROBLEMAS AL 100%, ELLOS EXISTEN PARA SERVIRNOS.

Lo que resistes persiste

Los problemas no son para que nos resistamos a ellos (nos concentremos en ellos), son para ayudarnos a crear algo nuevo partiendo de ahí.

Jesús dijo no se resistan al mal y también dijo que si alguien nos da una bofetada pusiéramos la otra mejilla.


Entonces para beneficiarnos de nuestros problemas debemos aprender a poner la otra mejilla (perdonar) y comenzar a concentrarnos en lo que SI deseamos para que la ley de la atracción nos de algo diferente a lo que le hemos estado pidiendo.

Al concentrarnos en nuestros problemas, la ley de la atracción piensa que deseamos mas problemas.

He aquí algunas señales que indican que una persona está oponiendo

resistencia:

1.-Si tienes algún tipo de rencor contra tus ex-parejas, ex-jefes o alguna persona en general. 2.-Si envidias a los ricos. 3.-Si tienes complejo de inferioridad y te criticas constantemente. 4.-Si odias tu pobreza momentánea. 5.-Si te sientes atrapado. 6.-Si crees que todos tienen la culpa de tus problemas. 7.-Si piensas que tener problemas es malo. 8.-Si todo el día te la pasas enfrentando la realidad porque crees que no puedes cambiarla, que eres una víctima y esperas que alguien te rescate. 9.-Si odias tus problemas.

Todos estos casos son indicadores de que estás oponiendo resistencia al cambio y te mantienen atrapado en un circulo vicioso en el cual observas la situación y de acuerdo a lo que observas decides reaccionar, enojándote sintiéndote torpe, desalentado, desmotivado culpable o decepcionado etcétera.

Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares