Ir al contenido principal

Destacados

Signos de una mujer saludable

Hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

La salud es un estado de equilibrio donde el cuerpo funciona correctamente en todas sus áreas. A veces las personas especialmente las mujeres creen que están sanos porque no tienen síntomas de una enfermedad puntual.

Pero hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

Los signos de que el cuerpo de una mujer está sana son:


-tener buen humor y animo al comenzar el día

-tener energía para realizar las actividades diarias

-tener el ciclo menstrual en forma regular

-dormir bien durante toda la noche

-el color de la orina es claro

– evacuar heces todos los días

-si las uñas están fuertes y con aspecto rosado

-se tiene deseo sexual

-se tiene un peso adecuado en forma estable


Es importante saber que todos los ítem anteriores deben cumplirse no solo algunos para poder estar sanos.

Sentirse sano es tener ganas de hacer cosas y de enfrentar los desafíos diarios con energía.

Si alguno de los signo…

Mujeres jóvenes: mayor riesgo de anemia

Los síntomas usuales de la anemia son fatiga, cansancio rápido o falta de aire al hacer ejercicio y síncope o pérdida momentánea del movimiento y de la sensibilidad.

El término anemia, designa un conjunto de síntomas y signos que se presentan por deficiencia de hierro en la alimentación, pérdida de sangre (común en mujeres en edad reproductiva), por factores que interfieran en la producción y reemplazo de los glóbulos rojos o que aceleren la destrucción de glóbulos rojos. También puede ser producida por disminución de la hemoglobina o una hemoglobina que no cumpla con sus funciones.


Al presentarse cualquiera de estos trastornos, hay un deficiente flujo de oxígeno a las células y la severidad de los síntomas puede variar de leves a severos.

Hay diferentes formas de anemia producida por padecimientos que van desde trastornos del corazón, enfermedad de los riñones, del hígado, de la tiroides, trastornos de la coagulación, leucemia, problemas de la plaquetas, enfermedades hereditarias como la hemofilia y disminuida ingesta de hierro con la dieta, solo para nombrar algunas.

La anemia por pérdida de sangre es común en la mujer de edad reproductiva, ya sea por el parto o por sangrados menstruales abundantes.

Los síntomas usuales son fatiga, cansancio rápido o falta de aire al hacer ejercicio y síncope o pérdida momentánea del movimiento y de la sensibilidad.

Puede haber palidez de la piel, de la matriz de las uñas, de las encías y la conjuntiva del ojo y a menudo el paciente refiere sentirse débil y con palpitaciones. Hay mareos, desmayos, dolor de cabeza, irritabilidad, vértigo y ruidos en los oídos, se pueden presentar si la anemia es más severa.

La pérdida crónica de sangre puede ser debida a sangrado menstrual abundante, úlceras en el estómago, hemorroides, tumores gastrointestinales y trastornos del aparato digestivo que interfieren con la absorción de vitaminas y minerales esenciales.

Se deduce que ante este trastorno es fundamental un examen médico adecuado para encontrar la causa productora de la anemia.

Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares