Guerra a la celulitis

Durante la formación de la celulitis, las células excedentes actúan comprimiendo los vasos sanguíneos, provocando una disminución de oxígeno en los tejidos. // Por Dra. Laura Alfie

La celulitis, sin duda alguna, es uno de los principales problemas que afectan a la mujer a lo largo de su vida. Los especialistas estipulan que un 90% de mujeres la padecen. Se manifiesta como depósitos de grasa subcutánea, que forman hoyuelos en la piel de las nalgas, muslos, caderas y abdomen.

Se produce por la grasa acumulada, la retención de líquidos y un envejecimiento de tejidos conjuntivos. Tienden a desarrollarse en ciertos momentos de la vida que hacen más vulnerable a las mujeres, tales como la pubertad, el embarazo o la premenopausia.
Dentro de las causas de su aparición se encuentran, el factor hereditario, los trastornos hormonales, el tabaco, la falta de ejercicio, las dietas inadecuadas y la mala postura corporal. Es por eso que para su prevención, cuando hay predisposición, debemos estar alerta para que la celulitis no nos sorprenda.

Es sumamente importante tener una vida sana, tomar mucho líquido, evitar los alimentos muy salados, picantes, los embutidos al igual que el té, el café y los cigarrillo. Al momento de elegir debemos preferir las carnes blancas o magras, mucha fruta y verdura y tomar de
8 a 10 vasos de agua por día.
Durante la formación de la celulitis, las células excedentes actúan comprimiendo los vasos sanguíneos, provocando una disminución de oxígeno en los tejidos.
Es importante controlar la postura corporal, prestando atención a la columna y preguntándole al traumatólogo si hay pie plano. Consultar con el flebólogo si hay problemas vasculares, arañitas, varices. Al endocrinólogo si hay trastornos hormonales o sobrepeso. Al dermatólogo para pulir, hidratar y mejorar la llamada piel de naranja.
En el caso de la piel, hay tratamientos que se pueden hacer en el hogar, para mejorar la calidad de la piel y volverla mucho más suave, además de disminuir el efecto del poceado. Abarcan desde pulidoras e hidratantes corporales.

También hay otros tratamientos que son muy efectivos si son aplicados por personal idóneo y experto. Dentro de este grupo se encuentran: la mesoterapia localizada, el drenaje linfático manual y la aplicación de equipamiento tecnológico de nueva generación como son la radiofrecuencia, el láser infrarrojo y la vacumterapia. Con estas herramientas, lo que se consigue es, tensar, modelar, disminuir el edema de la zona tratada, contornear, dar forma y reducir la circunferencia corporal mejorando la celulitis. Cualquiera de estos tratamientos hay que realizarlos en varias sesiones para obtener óptimos resultados.

Tipos de celulitis Hay varios tipos de celulitis, y cada una actúa de una forma distinta, por eso es importante diagnosticarla para indicar el tratamiento más adecuado. Se clasifican en: celulitis generalizada y celulitis localizada. También la celulitis puede ser dura, fláccida y edematosa.Hay diferentes grados de acuerdo al nivel de afectación:Ø Grado 1- no hoyuelos espontáneos. Test del pellizco positivo para hoyuelos.Ø Grado 2- hoyuelos espontáneos mientras está de pie. Ø Grado 3- hoyuelos espontáneos de pie y acostado
Algunas recomendaciones para prevenir o no empeorarlaEs conveniente evitar ropa ajustada y los zapatos de taco alto que disminuyen el drenaje linfático. Es importante hacer ejercicio aérobico como caminar y natación, evitando los ejercicios de alto impacto. ¿Sabías que pararse en punas de pie 20 veces por día y hacer ejercicios de estocada mejoran el drenaje linfático?Además de todas estas recomendaciones, lo importante es tener actitud y determinación para conseguir lo que buscamos. Sostenerlo en el tiempo y buscar superarse día a día.

Mitos sobre la celulitis. Es normal pensar que sólo las personas obesas padecen la celulitis, pero no hay idea más equívoca. Si bien las personas obesas son más propensas a padecerla, las delgadas también tienen un grado importante de posibilidades de tener la "piel de naranja".

Por Dra. Laura Alfie
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares