Capitán Wang Yaping

En el año 2008 intervino en los vuelos para cambiar el clima en los Juegos Olímpicos de Beijing. // Fuente: http://coctel-de-ciencias.blogs.quo.es/
La capitán Wang Yaping, es una joven piloto de las Fuerzas Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF).
Nació en la provincia de Shandong. Sus padres son granjeros y tiene dos hermanas. Está casada con otro piloto, Zhao Peng. Comenzó como cadete en 1997. Forma parte de la llamada séptima generación de pilotos mujeres formada por 37 miembros. Se graduó en 2001 y tiene más de 1.100 horas de vuelo.

En 2008 fue una de las seis mujeres pilotos que participó en las labores de ayuda a los damnificados por el terremoto en la provincia de Sichuan. Poco más tarde ese mismo año intervino en los vuelos para cambiar el clima en los Juegos Olímpicos de Beijing.

De la segunda futura taikonauta nada se sabe. Pero debe ser tan ‘ideal’ como Yaping. Y es que tal y como dice Xu Xianrong, director del Centro de Aeromedicina PLA: “Los vuelos tripulados al espacio de China acaban prácticamente de empezar. No tenemos experiencia así que hacemos la selección siguiendo unos estándares muy estrictos y los elegidos son casi perfectos en todos los aspectos”.

Los requisitos exigidos para una mujer son los mismos que para los hombres. Deben medir entre 1,60 y 1,75 m y pesar entre 55 y 70 kilogramos y cumplir hasta 100 condiciones, algunas de lo más curiosas como no tener caries ni cicatrices. Aunque también se tienen en cuenta algunas cualidades que, según Xu, solo poseen ellas: son más pacientes, sensibles y consideradas que los hombres. Tienen mejores habilidades psicológicas y comunicativas y soportan mejor la soledad.

Las chicas se han unido a un equipo de cinco taikonautas hombres, todos pilotos de cazas. Están adiestrándose en el Centro de Investigación y Entrenamiento de Astronautas Chinos. Aún no se sabe qué labores realizarán en los vuelos al espacio, pero se sospecha que intervendrán a finales de 2012 en la misión Shenzhou 10. Esta misión se encargará de acoplar un nuevo módulo de la Tiangong I (que quiere decir, ‘Palacio del Cielo’), el primer módulo-laboratorio que formará parte de la primera estación espacial china de la historia y que está previsto se ponga en órbita a mediados del año que viene.

China comenzó el entrenamiento de astronautas en 1998. En 2003, Yang Liwei, un teniente coronel de las fuerzas aéreas chinas, se convirtió en el primer hombre chino en viajar al espacio. La misión consistió en recorrer 14 órbitas alrededor de la Tierra y las condiciones fueron bastante parecidas a las que padeció Yuri Gagarin en la primera misión tripulada de la historia de la humanidad en 1961. Cuando regresó a la Tierra lo hizo convertido en una gloria nacional. Hoy es imagen de multitud de marcas publicitarias. El mismo destino han tenido los cinco taikonautas que le siguieron y lo mismo sucederá con la primera mujer china que suba al espacio.
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares