La Sexualidad Femenina: Violencia sexual y su prevención - 1ª Parte

La niña, la adolescente, la joven, la adulta, en fin, la mujer es, por lo común, la principal víctima de la violencia sexual. // Autor: Aloyma Ravero

La violencia sexual es la acción que obliga a una persona a mantener contacto sexualizado, físico o verbal, o a participar en otras interacciones sexuales con una persona o que obligue a mantener relaciones con terceros, mediante el uso de la fuerza, la intimidación, la coerción, el chantaje, el soborno, la amenaza, la manipulación o cualquier otro mecanismo que anule o limite la voluntad personal.

María Inés es una mujer de 34 años con dos hijos varones pequeños. Siente que odia el sexo por las múltiples veces que su marido la obliga a tenerlo sin que ella lo desee. Es más, ya nunca lo desea. Le tiene una particular aversión a esa actividad que hace mucho tiempo rechaza. Pero nunca dice que no. Piensa María Inés que es una de sus obligaciones como esposa, impuesta por los márgenes matrimoniales.

Su marido es un hombre violento y ella teme, con su negativa, arreciar su furia. Se presta, tranquila y sedosamente, a una manipulación sexual que, sin chistar, asume. Si se le explicara a esta mujer ama de casa, que está siendo víctima de violencia sexual se quedaría con la mirada un tanto perdida y dijera ¿quién, yo?

No es conocida, exactamente, la incidencia de este tipo de violencia dentro o fuera del matrimonio, debido a que muchas mujeres no saben que están actuando con ellas de manera violenta al obligarlas al acto sexual contra su voluntad. Es, además, un abuso que queda silenciado ya que las mujeres, por lo común, no hablan del asunto.

Maltrato sexual

En entrevista exclusiva, el Dr. Alejandro Caral, especialista de Primer Grado de Medicina Legal, aporta importantes comentarios sobre el
maltrato sexual hacia el sexo femenino.
Muchas personas creen que la violencia sexual no es la más frecuente con relación a los demás tipos de violencia, como es la física o la psicológica, por ejemplo; sin embargo, los estudios que se realizan en Cuba y en el resto del mundo demuestran que puede ser tan común como las otras.
Opina el experto que esta realidad obedece a que “las mujeres ocultan celosamente estos sucesos de sus vidas por tratarse, en primer lugar, de la intimidad de cada una de ellas y, en segundo, porque generalmente tienen temor a la censura social debido al ”sentimiento de culpa” que experimentan cuando son agredidas. También, tiene mucho que ver que las víctimas no han aprendido a reconocer la situación como violenta y el desconocimiento que existe de su derecho a la denuncia”.

Según estadísticas de la UNICEF, en América Latina, sólo uno de cada tres casos de abusos sexuales son denunciados, y el 80% de estas denuncias corresponden a niñas y adolescentes.

El especialista del Instituto de Medicina Legal, quien también es vicedirector de los Servicios Médicos Legales, señala que entre los diversos tipos de maltrato sexual se encuentra la violación o su intento y que esta forma de violencia repercute más allá del propio hecho violento, ya que atenta contra la libertad y la dignidad de las personas y genera una compleja gama de trastornos de la integridad de la víctima y en su entorno familiar, laboral, educacional y social.

Leyes que protegen

En Cuba la Ley Penal preserva a la población de estos tipos de manifestaciones de violencia y son varios los delitos que se caracterizan a
partir de la actividad sexual.

El Código Penal en el Título XI: “Delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales y contra la familia, la infancia y la juventud”, aparecen recogidos todos los delitos que pueden cometerse en esta esfera, donde se incluyen:

— Capítulo 1: Delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales, donde están comprendidos la violación, la pederastia con violencia, los abusos lascivos, el proxenetismo y trata de personas y el ultraje sexual.
— Capítulo 2: Delitos contra el normal desarrollo de la familia.
— Capítulo 3: Delitos contra el normal desarrollo de la infancia y la juventud.

En el Código Penal aparece, en detalle, cada uno de los conceptos de estos delitos.
También en la Resolución del Consejo de Estado que aprueba y pone en vigor el “Plan de Acción Nacional de Seguimiento de la Conferencia de Beijing”, se pone de manifiesto la voluntad política para eliminar toda forma de opresión por razones de clase, género y raza.


Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares