Ir al contenido principal

Destacados

Signos de una mujer saludable

Hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

La salud es un estado de equilibrio donde el cuerpo funciona correctamente en todas sus áreas. A veces las personas especialmente las mujeres creen que están sanos porque no tienen síntomas de una enfermedad puntual.

Pero hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

Los signos de que el cuerpo de una mujer está sana son:


-tener buen humor y animo al comenzar el día

-tener energía para realizar las actividades diarias

-tener el ciclo menstrual en forma regular

-dormir bien durante toda la noche

-el color de la orina es claro

– evacuar heces todos los días

-si las uñas están fuertes y con aspecto rosado

-se tiene deseo sexual

-se tiene un peso adecuado en forma estable


Es importante saber que todos los ítem anteriores deben cumplirse no solo algunos para poder estar sanos.

Sentirse sano es tener ganas de hacer cosas y de enfrentar los desafíos diarios con energía.

Si alguno de los signo…

Manicuría

Las Uñas
Son formaciones córneas de origen epitelial, constituidas por células aplastadas de citoplasma hialino y núcleo atrófico. Ocupan la cara dorsal de la última falange de los dedos.

Se dividen en tres partes: raíz, cuerpo y extremidad libre.
La raíz o matriz está formada por un borde delgado y dentado que se hunde bajo un repliegue de la piel; en esta parte se realiza principalmente el crecimiento de la uña. El cuerpo o parte media de la uña, está adherida por su cara inferior a la dermis subyacente: el lecho de la uña.

El borde libre de color blanco grisáceo, es la prolongación de la uña correspondiente a la extremidad digital.
En la parte posterior del cuerpo se observa una mancha blanquecina en forma de luna, llamada lúnula. Llama la atención que las personas de raza negra no tengan lúnula o se observa únicamente en los pulgares.

El contorno de la uña está enclavado en un surco (matriz ungueal), constituido por la piel que se extiende sobre él, en una superficie de 5 mm.,después vuelve hacia atrás y se adosa a sí misma.

Las uñas son más fuertes y anchas en el hombre, que en la mujer.

El crecimiento diario varia de 4 a 14/100 de mm., depende de la actividad de la matriz ungueal.

Cualquier lesión de la misma se manifiesta por una detención del crecimiento, dando lugar a un surco transversal en la uña, si la lesión es
transitoria, o una atrofia si es permanente.
Si esto ocurre se interrumpe el crecimiento, cae la uña y es reemplazada por el estrato córneo epidérmico.

Crecen más rápido en verano que en invierno y en las personas con el hábito de roerse las uñas (onicofabia) la renovación está acelerada en un 20 o/o con respecto a la normal. En los individuos de 5 a 30 años más o menos se observa el máximo de velocidad de crecimiento.

Entre los 30 y 60 años el crecimiento es como a los 3 años, generalmente 1/10 mm. Pero después de los 60 años se produce una disminución notable y llegado a los 80 años el crecimiento no es más que de 6,5 o 4/100 de mm.

Existe por consiguiente una relación general entre el crecimiento de las uñas y la vitalidad general del organismo.

Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares