Ir al contenido principal

Destacados

Signos de una mujer saludable

Hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

La salud es un estado de equilibrio donde el cuerpo funciona correctamente en todas sus áreas. A veces las personas especialmente las mujeres creen que están sanos porque no tienen síntomas de una enfermedad puntual.

Pero hay señales o signos que nos ayudan a saber si nuestro cuerpo está sano.

Los signos de que el cuerpo de una mujer está sana son:


-tener buen humor y animo al comenzar el día

-tener energía para realizar las actividades diarias

-tener el ciclo menstrual en forma regular

-dormir bien durante toda la noche

-el color de la orina es claro

– evacuar heces todos los días

-si las uñas están fuertes y con aspecto rosado

-se tiene deseo sexual

-se tiene un peso adecuado en forma estable


Es importante saber que todos los ítem anteriores deben cumplirse no solo algunos para poder estar sanos.

Sentirse sano es tener ganas de hacer cosas y de enfrentar los desafíos diarios con energía.

Si alguno de los signo…

El entrenamiento cognitivo grupal mejora la atención en el cáncer de mama

El cáncer de mama afecta a 22.000 nuevas personas al año, frecuentemente mujeres, según la Asociación Española contra el Cáncer. Algunos de los afectados se quejan de problemas cognitivos asociados al tratamiento contra el cáncer, alteraciones que antes no tenían, como por ejemplo fallos de memoria o despistes.

Linda M. Ercoli y un grupo de investigadores estadounidenses ha demostrado que es posible intervenir con éxito sobre estos problemas. En un estudio publicado en Brain Imaging and Behavior (2013), describen cómo un grupo de supervivientes de cáncer de mama participó en un programa de entrenamiento cognitivo grupal durante cinco semanas. Las evaluaciones neurocognitivas realizadas antes y después de la intervención, demostraron que hubo un número significativamente menor de quejas específicas de memoria, así como una mejora en test de atención, inhibición y velocidad psicomotriz.



Además, un subgrupo de los participantes en el estudio se sometió a una prueba de electroencefalografía cuantitativa en reposo. Tras el programa de entrenamiento, se observó un aumento del valor absoluto de las ondas alfa cerebrales, que se asoció con la reducción en el número de quejas cognitivas presentadas por los pacientes.

Los autores concluyen afirmando que la intervención cognitiva para mejorar el funcionamiento mental de las personas que sobreviven al cáncer de mama es una iniciativa posible y que pueden conseguirse cambios importantes tanto a nivel subjetivo como en test objetivos.

Autor: Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares