Autobronceantes para mantener la piel dorada este verano

¡Mantengamos un bronceado perfecto y un look elegante durante estos meses de calor con un buen producto autobronceante!

Elegí la textura adecuada
Para que el resultado sea el mejor, optá por un producto que refleje tanto qué estás buscando como qué necesita tu piel.


  • Un spray para las que están apuradas



Esta es la mejor opción para las que no tienen mucho tiempo. El spray es una solución práctica, que deja una capa seca sobre la piel y se seca rápido. Además, no es pegajoso y te permite vestirte bastante rápido después de habértelo aplicado (tarda unos 10 minutos en secarse). Otro beneficio del spray es que te permite llegar a partes del cuerpo que son difíciles de alcanzar, como la parte de atrás de las piernas y la espalda, sin tener que frotártelo.


  • Un gel para pieles grasas

Su textura fresca y no oleosa hace que el gel sea una solución rápida, agradable e ideal para las que tienen problemas de brillo y quieren darle un tono más mate a su piel. Ojo que si tenés una piel más seca el gel no es la mejor opción para vos ya que tiende a secar la epidermis.


  • Una mousse para las que no pueden resistir una textura nueva

Esta solución innovadora es particularmente fácil de usar gracias a su textura, que se desparrama por la piel. Te da una mejor humectación para la epidermis que el spray o las toallitas y deja la piel suave y elástica.


  • Leches y cremas para piel seca

Estos son los típicos autobronceantes que requieren de cierta habilidad para aplicarlos y tardan un tiempo más largo en secarse. Sin embargo, son la mejor opción para piel seca ya que proporcionan una humectación de largo plazo.

Elegí el tono adecuado
Depende de cuán seguido lo apliques. Si después de ponértelo una vez el resultado es demasiado claro, repetí el proceso hasta lograr el efecto deseado. Después, deberías aplicarte el autobronceante al menos una vez por semana para mantener ese brillo dorado.

Prepará tu piel
OK. Ya encontraste el producto autobronceante para vos. Antes de empezar a aplicarlo hay algunas cositas que deberías saber si querés que te quede el bronceado perfecto.

Humectate la piel
Humectate bien la cara y el cuerpo al menos una vez por semana antes de aplicar el autobronceante. Esto te va a suavizar la piel y va a ayudar a que tu piel acepte el producto con mejores resultados. Acordate: cuanto mejor humectada esté tu piel, más parejo va a quedar el bronceado. Consejo: Hacete una máscara nutritiva el día anterior para mejorar tu complexión.


  • Evitemos manchones antiestéticos en la piel siguiendo estos tips.


Exfoliate la piel
Usá un exfoliante antes de aplicar el autobronceante para remover todas las células muertas la superficie de la piel. Prestales especial atención a las áreas más propensas a la sequedad, como los talones, las rodillas y los codos. Esto te va a garantizar un bronceado radiante.

¡Arranquemos!
Bueno, ¡ya no hay tiempo que perder! Acá van las claves para aplicar el autobronceante en cualquier formato: crema, leche, mousse o gel.

En la cara
Aplicate el autobronceante como si fuera base, desparramándolo desde el centro hacia afuera y con cuidado de no sobrecargar la zona T (frente, nariz, mentón). Dado que el área del contorno de ojos es más sensible y clara que el resto, ponete una crema en esa zona antes de empezar la aplicación así te queda un look más natural.

No te olvides de las orejas y masajealas con el exceso de producto que te quedó en las manos. Lo mismo con el cuello y la nuca: aplicá el autobronceante con las palmas de las manos así no te quedan estrías. Una vez que hayas terminado de esparcírtelo, pasate un algodoncito o una toalla por las cejas y la raíz del pelo para remover cualquier exceso y evitar un color anaranjado.

En el cuerpo
Para que no te queden manchas, agarrá un trapito húmedo y remojalo en autobronceante. Empezá por los pies y subí hasta los muslos antes de pasar al resto del cuerpo. Dejá las áreas más difíciles para el final (rodillas, tobillos y codos), sin agregar más producto. Al momento de hacerte la parte de atrás del cuerpo, lo más fácil es usar un spray que te permita acceder a todas las áreas complicadas. Si tenés tiempo, dejá pasar media hora antes de vestirte. Si no, usá un secador de pelo para acelerar el proceso. Si cometés algún error, lavate el área en cuestión con una esponja (sin levantar la piel) y humectala. Esto va a bajarles el tono a las manchas.

Usar un spray
Aplicate el spray directamente sobre la piel y emparejá el producto con la palma de tu mano con movimientos ascendentes, sin frotar.

Usar toallitas
Cuando usás toallitas autobronceantes en la cara, hacé movimientos circulares como si te estuvieras limpiando la piel, evitando la raíz del pelo y las cejas. Al usar las toallitas en el cuerpo, simplemente pasátelas por las áreas deseadas y asegurate de tener la piel seca antes de vestirte (unos 10 minutos).

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares