Cómo proteger el calzado del calor y la humedad

Acá te contamos cómo hacer que tus zapatos duren más y se mantengan impecables en condiciones de calor y humedad. // por www.everydayme.com.ar

Muchas mujeres tienen una debilidad por los zapatos y, como consecuencia, colecciones envidiables. Pero con calor tropical, humedad y lluvia puede ser complicado mantenerlos prístinos. Te damos unos truquitos para cuidar de tus tacos altos, chatitas y todos los demás.

Hacelos impermeables


Aplicales a tus zapatos un spray impermeabilizante así no se manchan ni se arruinan si te agarra una tormenta. Lo mejor es hacerlo cuando son nuevos, pero también podés ponerles el producto ya usados.


Primero usá una esponja suave seca o un trapito de gamuza para sacar cualquier resto de suciedad. Después aplicá una capa pareja de spray impermeabilizante en toda la superficie del zapato. Fijate bien que no estén manchados antes de poner el spray.

También podés dejarte un par de repuesto en la oficina o en el auto para cambiarte en caso de emergencia.



Mantené la forma
Cuando los zapatos están guardados lo ideal es rellenarlos con algo para evitar que pierdan la forma. Reutilizá el papel que viene con los zapatos cuando los comprás o creá el tuyo: comprá papel de calcar sin ácido o papel de envolver en cualquier librería artística. No uses papel de diario porque puede manchar el interior del calzado.

Podrías considerar invertir en hormas de cedro para los zapatos más caros.

Eliminá los olores feos
Lamentablemente, la humedad les impregna olor feo a los zapatos. Reducí este problema ventilando el calzado antes de guardarlo. Prepará bolsitas de muselina rellenas con carbón y ponelas en tus zapatos. El carbón ayuda a absorber los olores y la humedad, de manera que tus zapatos no tengan olor a moho la próxima vez que los uses.

Arreglá los rayoncitos
No podés evitar que se te rayen los zapatos, pero sí podes disimular esos rayones. Pintá los rayones en cuero mate con un crayón que tenga el mismo tono e integrá los bordes con un trapito suave. Sellá el color con cera para calzado sobre el área reparada.

Los rayones en zapatos de charol pueden cubrirse con unos toquecitos de laca de uñas, ya sea con el mismo color del zapato o una transparente.

Evitá la luz solar directa
Dejar tus zapatos en un lugar soleado puede hacer que pierdan el color, mientras que el calor excesivo puede hacer que se deformen. Para evitar el envejecimiento de tu calzado, guardalo en un lugar fresco, seco y con sombra. Invertí en un placard cerrado para zapatos con diferentes espacios de guardado que bloquee la luz solar directa y permita la ventilación adecuada.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares