Nuestros defectos que más molestan a los hombres

Cada mujer es única y su personalidad, propia. Sin embargo, debido a diversas enseñanzas y a la socialización de las conductas, muchos comportamientos se pueden ver reflejados en el universo femenino.

“Hay ciertas virtudes y defectos inherentes a la esencia femenina que se comparten y que hacen que se pueda tener una visión general de las mismas. Se reconocen actitudes que pueden ser buenas o malas”, sostiene la socióloga y psicóloga argentina Patricia Almeda.

Los hombres se quejan de que hasta la mujer más previsible puede convertirse de un momento a otro en una bomba emocional a punto de estallar ante la más mínima provocación.


Según ellos, no hace falta un motivo alarmante como para que una mujer se altere con fundamento. Y este poder de asombrar constantemente con las reacciones, ya sean positivas o negativas hace que los hombres estén alertas constantemente porque no saben lo que puede depararles.

En Plenitud ha consultado a 90 hombres de entre 25 y 40 años de España, Argentina, México y Uruguay. Los defectos más mencionados fueron los siguientes:

Principales defectos femeninos

Ataques de celos

Mal humor y todas las actitudes relacionadas con el síndrome pre menstrual, (ansiedad, nervios, malestar, nerviosismo, falta de deseo).

Hacer preguntas siempre con dobles intenciones, queriendo insinuar algo, revisar la intimidad de las parejas y el exceso de curiosidad por todo.

La obsesión por el cuerpo, las dietas, las cirugías. Es hora de que la mujer entienda que al hombre le gusta más una mujer rellenita con buena energía y lindo humor siempre.

Ser caprichosa y no aceptar que hay que compartir las decisiones y gustos. No siempre se puede hacer lo que uno de los dos quiere.

Que no se pueda hablar de las ex parejas en presencia de la actual. No lo toleran!

No aceptar que los hombres tengan sus amigos y quieran de vez en cuando salir con ellos.

La comprensión y la paciencia son claves para afrontar estos defectos y poder combatirlos adecuadamente. “Los celos, la falta de confianza, la inseguridad, el tener que estar revisando constantemente teléfonos, agendas, bolsillos son consecuencias de la falta de comunicación en una pareja.



No está bien tener estos comportamientos, pero también hay que analizar el por qué se tienen. Hay muchas mujeres paranoicas que han sufrido historias pasadas y temen que sus historias se reiteren, pero en otros casos se debe al silencio que existe en la pareja o en la imposibilidad o dificultad para enfrentar los problemas, hablarlos e intentar solucionarlos”, sostiene la especialista.

No es nada sencillo que una mujer celosa o extremadamente celosa se olvide de serlo y se convierta en otra, pero es posible de a poco ir revirtiendo esta situación mediante el dialogo, a través del aumento de la propia autoestima, el quererse y respetarse más es una de las principales maneras de comenzar a cambiar.

”La ayuda de la pareja también es muy valiosa. El comportamiento que tenga hará que la mujer pueda ir perdiendo el miedo a perder constantemente y pueda reforzar así su personalidad. De a poco irá dejando esa sombra detrás hasta convertirse en una mujer libre de fantasmas”, sostiene Almeda.

Otro problema que comentan todos los hombres entrevistados es aquel que se relaciona con los estados pre menstruales. “La agresividad, la tristeza, la falta de deseo sexual o los dolores físicos existentes antes de la menstruación no se pueden desconocer.

Existen y cada vez afectan a más mujeres jóvenes. Para los casos muy extremos hay medicación que ayuda a regular el desequilibrio hormonal, para aquellos casos leves o moderados lo que hay que tener es mucha paciencia, comunicación y amor.

Hay instantes difíciles, pero el conocimiento también aporta mucha seguridad a la relación de pareja y los hombres deben comprender los momentos que la mujer atraviesa que muchas veces no dependen de ella y no pueden controlar”, aconseja la profesional.

Cómo afrontarlos:

La comunicación y la paciencia son factores claves.

La generosidad de ambos miembros de la pareja debe ser día a día ejercitada. Hay que aprender a aceptar que cada uno tiene una vida pasada que se conforma por familiares, ex parejas y amigos. Hay que aceptar a todos siempre y cuando cada integrante sepa y mantenga el lugar que le corresponde en la relación.

Si las conductas son muy exageradas y ya se han tenido varias crisis, lo ideal es consultar a un especialista para que aporte soluciones válidas.

Hay que intentar despejar la mente cuando los celos, la agresividad o el mal humor se hacen más evidentes. La recreación y el deporte brindan mucha salud y mejoran el comportamiento.

Mujeres ÚNICAS en la REVISTA

Entradas populares