Los implantes mamarios - 1ª Parte

I)
Los implantes mamarios
Existen dos tipos de implantes: el gel de silicona y el gel cohesivo; y cada uno tiene diferentes cualidades.

En lo que respecta a los de silicona, son una cáscara de elastómero que se rellena con gel de silicona; de otro lado, si hablamos de la consistencia de los implantes de senos de gel cohesivo es más espesa que el gel de silicona; de hecho si se hace corte a estos implantes, el gel de silicona se saldría de la cáscara o cubierta de los implantes de senos, en cambio al hacer el corte en los de gel cohesivo de siliconas, el relleno de estos se mantendría tal cual; así por ejemplo su textura podría compararse a una gominola (es decir, las que son golosinas para niños).

De otro lado, hay que recalcar que los implantes de silicona son bastante suaves y tienen un aspecto muy natural al tacto, además también tienen una forma natural que puede ser atractivo en las mujeres que buscan un aumento de mamas. De otro lado, con implantes de senos de gel cohesivo, se consigue una consistencia del mismo relleno que hace que no se formen ondas en los implantes Así, en el mercado se pueden encontrar diferentes tamaños, alturas y proyecciones que están disponibles en implantes de senos de gel cohesivo.

Sin embargo, siempre hay que hablar de algunas desventajas, y estas se refieren al tamaño del corte para la incisión. Si nos referimos a implantes de siliconas, estos ya vienen pre-rellenos por lo que se deberá hacer una incisión más grande, además también existe la posibilidad de una contracción del músculo a diferencia de pacientes con implantes salinos.

De otro lado, existen también algunas restricciones en pacientes que desean tener implantes de siliconas, por ejemplo en mujeres que desean una reconstrucción mamaria o también las que ya las han tenido antes y por alguna infección haya habido que quitárselos o también, mujeres que hayan tenido cáncer de seno o cualquier defecto de nacimiento que podría afectar al seno. Sin embargo, siempre es bueno realizar una consulta con un médico experto antes de pensar en seguir con una cirugía como esta; este profesional te dará una opinión racional sobre todos los beneficios y también las contraindicaciones que podrían traerte estos implantes de siliconas.

De otro lado, si hablamos de la operación en sí hay ciertos riesgos quirúrgicos que debes tener en cuenta antes de tu operación, estos son:
  • El riesgo a una anestesia general
  • Una pérdida de las sensaciones en los senos (cabe recordar que muchas mujeres tienen una alta sensibilidad en los senos por lo que les resulta una zona erógena muy placentera y al perderla o al disminuirla tendrían problemas de excitación)
  • Dolor
  • El implante puede romperse
  • Algunas deformidades de la piel
  • Algunas cicatrices
  • Asimetría (esto se debe a que no siempre los pezones tienen una misma alineación, por tanto con las siliconas este problema podría aumentar)
  • Puedes reaccionar de diferente manera frente a los medicamentos que te receten
  • Algunas infecciones
  • Presentar sangrado

  • El implante puede descolocarse o caerse (en tales casos, el implante se mueve de su lugar, lo que podría causar flaccidez o abultamientos en lugares no deseados)
  • Se pueden formar tejidos alrededor del implante
  • Puede haber interferencia con las mamografías al momento de determinar si se tiene cáncer o tumores
  • Pueden formarse hematomas (es decir, sangre retenida que tiene que extraerse por lo que queda una pequeñísima cicatriz en algunos casos)
  • Podría aparecer tejido muerto alrededor del implante lo que haría que la cicatriz sane de manera lenta y por tanto también puedan aparecer algunas deformaciones
  • Cuando la mujer fuma en exceso o ha experimentado radiación o quimioterapia también hay problemas de deformaciones
  • Puede presentarse flaccidez que es muy común en las cirugías donde el implante no se ubica debajo del músculo pectoral
  • Contracción del implante haciendo que el tamaño del busto varíe (esto es muy común en implantes con soluciones salinas)
  • Finalmente, rechazo al implante; de ocurrir un rechazo la mujer presentará diferentes síntomas entre ellos dolor, fiebre, infección y otros; en tal caso lo que se recomienda es quitar el implante y probar con otro, de lo contrario habrá que quitarlo definitivamente

Estos síntomas no se presentan en todas las mujeres ni lo hacen de manera masiva, sino que son riesgos que se corren y se valoran al tomar la decisión de operarse. Siempre se debe manejar toda la información correspondiente sobre todo si se piensa hacer una intervención en los senos.
Por María Fernanda para Edusexo.com


-->

Entradas populares